Por Magnasco Brokers en noviembre 17, 2021

¿Por qué conviene tener un seguro contra todo riesgo?

Antes de explicar los motivos de por qué conviene tener un seguro contra todo riesgo, primero hay que definir el concepto de la franquicia. Esta es una de las preguntas más frecuentes que surgen en torno a las coberturas de todo riesgo. ¿Qué significa la franquicia?

La franquicia es la parte del costo del siniestro que queda a cargo del asegurado. Es decir, la cantidad de dinero que el conductor asume a la hora de realizar la reparación de un siniestro con su vehículo. ¡Lo restante lo afronta siempre la propia compañía, sea el asegurado culpable o no!

¿Qué pasa si no tengo la culpa?

No te preocupes. Si el asegurado no fuera culpable del choque o del evento, podrá reclamar la franquicia a la compañía del otro conductor. Por el contrario, si el asegurado fuese culpable o no se pudiera determinar la culpabilidad (por ejemplo, si el auto apareciera chocado), la franquicia no podrá ser recuperada.

Estos reclamos, nobleza obliga, en muchas ocasiones prosperan con rapidez, pero no siempre es así. Algunas veces otras compañías demoran el pago por períodos más extensos y esporádicamente llegan a la instancia de un juicio para poder cobrar. Es importante aclarar este punto, ya que el reintegro de la franquicia es independiente a la compañía contratada por uno, sino que depende de la del tercero.

Entonces, ¿por qué conviene contratar un seguro contra todo riesgo?

En la calle circulamos constantemente con terceros que no tienen seguros, autos que tienen una compañía que puede llegar a complicar los reclamos o no pagar la reparación de acuerdo a nuestras expectativas, o incluso tener la culpa del choque. ¡Nadie es infalible! O lo que es peor: llegar y encontrar nuestro auto chocado sin saber quién fue.

A diferencia del seguro contra terceros, el seguro contra todo riesgo cubre los daños parciales de mi (tu)auto.

Como explicamos antes, una de las características del seguro todo riesgo con franquicia es que el dueño de la póliza asume una parte del costo de la reparación. Este trato implica que el riesgo sea compartido entre la compañía de seguros y el titular de la póliza. De esta manera, muchas coberturas del estilo tienen un precio y beneficios similares al seguro contra terceros completos.

  • Reposición de 0km por robo o destrucción total durante el 1° año de cobertura, y al 2° año también (siempre y cuando no haya tenido ningún tipo de siniestro durante el primer año de vigencia).
  • Daños parciales a consecuencia de granizo sin límite.
  • Daños parciales a consecuencia de inundación y caída de árboles sin límite.
  • Cobertura de parabrisas y luneta, sin límite.
  • Cobertura de cristales de cualquier tipo, sin tope y sin límite.
  • Daños Parciales a consecuencia de robo total aparecido.

En resumen

El seguro todo riesgo nos garantiza que nuestro auto será reparado según los estándares de la compañía que elegimos, y que lo máximo que tenemos a riesgo es el monto pactado de la franquicia. ¡Cualquier daño que supere esa cifra será afrontado por la compañía!

Gracias a esto, la imprevisibilidad queda minimizada cada vez que salimos a la calle. Nuestro auto pasa de estar expuesto en un 80% o 100%, a estar cubierto en casi la totalidad del vehículo. Nada de lo que nos pase será mayor al 2%, 3% o hasta un máximo del 6% de acuerdo a lo que se contrate.

Por último, conociendo el contexto y los precios de reparación de hoy en día, sabemos que muchos daños por pequeños que sean superan ampliamente la franquicia.

¡Quiero contratar un seguro contra todo riesgo!

Cotizar Mi Seguro de Auto

Publicado por Magnasco Brokers noviembre 17, 2021